Recibir por E-mail

jueves, 7 de junio de 2018

Un cuarto de siglo pidiendo la devolución de sus iglesias

Moscú (Rusia) - Los católicos rusos llevan más de un cuarto de siglo pidiendo que les devuelvan las iglesias confiscadas durante el régimen comunista de la Unión Soviética.
Con la caída de la URSS en diciembre de 1991, la nueva Rusia y sus instituciones empezaron a devolver algunas de las iglesias católicas confiscadas por los comunistas. Algunas, pero pocas. 27 años después, la recuperación se da con cuentagotas.
Este año, en Riazán, fue restituida una parroquia a los católicos, mientras en Kírov el párroco organiza campañas de ayuno y oración para reivindicar el templo.
En 1993 empezó la muy lenta restitución: se aprobó el estatus de las parroquias de: Santa Catalina en San Petersburgo, la más prestigiosa e importante; el Santo Rosario, en Vladimir, ciudad medieval, centro del famoso "anillo de oro" que visitan los turistas; y San Luis de los Franceses, en Moscú, la única que permaneció abierta durante todo el período bajo el comunismo (junto a su iglesia gemela de la Virgen de Lourdes en San Petersburgo. (Estas últimas eran las dos iglesias "diplomáticas" francesas y su actividad servía para fingir que en la URSS había libertad de culto. Cada día, en la misa que se celebraba en ellas había personal diplomático extranjero y algún ruso, incluyendo unos cuantos agentes e informadores de la KGB).
Así Somos, el auténtico Diario Digital que se envía por e-mail a más de 40.000 suscriptores diariamente desde el año 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario