Recibir por E-mail

martes, 5 de junio de 2018

Anteponer la verdad a los intereses personales o de las corporaciones, pidió el Papa a los periodistas

Ciudad del Vaticano - "Ser periodista es un trabajo exigente que tiene que ver con la formación de las personas, de su visión del mundo y de sus actitudes ante los acontecimiento", dijo el papa Francisco a los 70 integrantes de la delegación del Premio Internacional de Periodismo "Biagio Agnes" a los que recibió en la Sala Clementina del Palacio Apostólico.
El Santo Padre recordó en su discurso que el nombre de la Fundación es el de uno de los más notables periodistas italianos, defensor del servicio público, garante a menudo de la información correcta, autentica y puntual. "Haciendo tesoro de su enseñanza, ustedes se empeñan ante todo personalmente, por una comunicación que sepa anteponer la verdad a los intereses personales o de corporaciones", expresó el pontífice.
"Es siempre más urgente apelarse a la sufrida y fatigosa ley de la búsqueda profundizada, de la confrontación y, si es necesario, del 'callar' antes que herir a una persona" o "deslegitimar un acontecimiento", dijo.
"Con este Premio –añadió– "ustedes señalan a la sociedad periodistas que se distinguen por responsabilidad en el ejercicio de la profesión", a la que el Santo Padre definió como "un trabajo exigente" que en este momento está viviendo un período caracterizado por la convergencia digital y la transformación de los mismos medios de comunicación.
El Papa hizo hincapié en "la transformación apremiante de las formas y lenguajes de la información, donde conviven una diferencia de modalidades productivas", y señaló que es "fatigoso" entrar en este proceso, pero que es "siempre más necesario", si se quiere continuar siendo "educadores de las nuevas generaciones". Francisco subrayó que "todo esto requiere una vigilancia sabia".
Francisco señaló que "no existen recetas" pero ofreció tres palabras para reflexionar sobre el trabajo periodístico: "periferias, verdades y esperanza".
"A menudo –explicó el Papa- los lugares principales de producción de las noticias se encuentran en los grandes centros: "pero esto, no debe hacernos olvidar jamás las historias de las personas que viven distantes en las periferias", con sus historias "de sufrimiento y degradación" o de "gran solidaridad que pueden ayudar a todos a mirar la realidad de manera renovada".
"Es necesario ser muy exigentes con sí mismos para no caer en la trampa de las lógicas de contraposición por intereses o por ideologías", dijo Francisco y aseguró que en un mundo donde todo es veloz, "es siempre más urgente apelarse a la sufrida y fatigosa ley de la búsqueda profundizada, de la confrontación y, si es necesario, del 'callar' antes que herir a una persona" o "deslegitimar un evento". Esto puede ayudarnos a volvernos "valientes y proféticos".
Finalmente el Santo Padre indicó que un periodista además de relatar un hecho, debería "abrir espacios de esperanzas mientras se denuncian situaciones de degradación y de desesperación". El periodista está llamado a "tener abierto un espacio de salida, de sentido, de esperanza", concluyó.
Así Somos, el auténtico Diario Digital que se envía por e-mail a más de 40.000 suscriptores diariamente desde el año 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario